Marcas del dolor, Inscripciones del Sufrimiento

Imagen publicidad 4

Toda la ciencia viene del dolor.

El dolor busca siempre la causa de las cosas,

mientras que el bienestar se inclina a estarse quieto

 y no volver la mirada hacia atrás.

Stefan Zweig

 ¿Qué interroga el dolor? Dolor físico-Dolor psíquico: ¿El mismo dolor? ¿Hay diferencia entre dolor y sufrimiento? ¿Es posible articular dolor y angustia? Son algunos de los interrogantes que orientan al grupo en la investigación y selección del material bibliográfico. Sigue leyendo

Vivir más, vivir bien. Grupo de encuentro de entrenamiento de la memoria

Los olvidos y la declinación de los procesos cognitivos, diferentes en cada individuo, son parte del envejecimiento normal y pueden ser también consecuencia del desuso de las funciones y disminución del intercambio con otros. Sigue leyendo

Actividades

IPBAlogo

Se realizó el segundo encuentro del grupo Alimentación y Salud (Prevención y Autocuidado) se repite el primer jueves de cada mes de 10 a 11.30 hs. hasta noviembre. Gracias por la participación, esperamos sumar más gente al grupo y acentuar el trabajo de prevención en salud. Dejamos aquí las conclusiones de lo trabajado:
• Resaltamos la importancia de incluir antioxidantes en nuestra alimentación
• Charlamos sobre propiedades y beneficios de los ácidos grasos Omega 3 (presentes en el pescado graso, frutos secos, aceite de canola y semillas)
• A veces es necesario encontrar un disparador para cambiar de hábitos, cada cual tiene el suyo, varía de una persona a otra. Ej: un embarazo, una enfermedad importante e inesperada, alteración de los lípidos o del colesterol, querer bajar de peso o simplemente el deseo de estar mejor.
• Destacamos lo útil y necesario que resulta encontrar gusto o placer en el cambio, al hacer deporte, al comer diferente o al ver reflejado en nuestra familia esos cambios.
• Creemos que reflexionar sobre eso, asesorarse y trabajar en grupo, sirve de apoyo y puede marcar una diferencia.

Nuestras actividades:

Boletin inv

INICIO

El Instituto Psicosomático de Buenos Aires es una Asociación Civil sin fines de lucro, dedicada a la enseñanza, la orientación clínica y prevención comunitaria, y a la investigación teórico-clínica en el campo de la Psicosomática.
Inició sus actividades el 20 de Agosto de 1989 como Sociedad de Hecho a partir del empuje y creatividad de sus fundadores: Dres. Mauricio Chevnik, Rodolfo D´Alvia, Alfredo Maladesky y Guillermo Rinaldi.
En diciembre de 1998 se constituyó en Asociación Civil sin fines de lucro (Personería Jurídica N° 000241).
Pertenece a la Federación del MERCOSUR de instituciones dedicadas a la Psicosomática y la Psicología Médica -Fe-Me.Psi- en carácter de Miembro Fundador y activo participante. Integró el Foro de Instituciones de Profesionales de la Salud Mental de la ciudad de Buenos Aires, conformado en Abril de 1997, para el estudio y redacción del Proyecto de Ley de Salud Mental de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Ha celebrado y mantiene convenios interinstitucionales de reciprocidad, cooperación e interacción con distintas universidades e instituciones psicoanalíticas.

OBJETIVOS

El Instituto Psicosomático de Buenos Aires tiene por objetivos:
· Formación teórico – clínica vinculada al campo de la  psicosomática.
· Asistencia, orientación clínica, supervisión y prevención  comunitaria
· Investigación interdisciplinaria
Estas actividades son coordinadas por las distintas áreas, secretarías, y comisiones que integran la institución.

FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA

Proponemos un recorrido por las distintas revisiones metapsicológicas de la teoría psicoanalítica generadas, por un lado, por la evolución y vitalidad de la teoría y por otro, por los cambios que se fueron dando en la práctica clínica.
En este sentido entendemos que el paciente con patología orgánica es un ejemplo paradigmático de motivación y estímulo en la promoción de estos desarrollos.
McDougall se preguntaba “dónde están aquéllos buenos neuróticos”, otros autores post-freudianos hacían referencia a la forma de instalarse en el tratamiento, de establecer un vínculo con el terapeuta y a una demanda de alivio diferente de los pacientes neuróticos clásicos. A esto se agrega la presencia de otros profesionales (médicos, fisiatras, psiquiatras, terapeutas corporales, etc.) que tienen una participación activa en los procesos terapéuticos a través de sus indicaciones y fundamentalmente en lo que Winnicott menciona como diversificación de los agentes responsables producto de la escisión y la fragmentación intrapsíquica y del mundo externo.
Partimos de un modelo de aparato psíquico que se basa en la heterogeneidad del inconsciente, la coexistencia estructural de distintos modos de funcionamiento psíquico y el valor estructurante tanto de los vínculos primarios como de los secundarios. Por otra parte sostenemos una posición epistémica basada en la complejidad y recursividad de los procesos y en la correspondencia con otras ciencias de la salud, como ocurre con los valiosos aportes de las ciencias sociales, neurociencias y de la psiconeuroinmunoendocrinología.
Pensamos entonces, que la actividad clínica tendría que ser abordada desde una perspectiva interdisciplinaria, focalizando tanto en las condiciones de vulnerabilidad del sujeto como en sus potenciales salutogénicos, integrando además, las acciones moduladoras (protectoras y patogénicas) del medio ambiente social y cultural.